Organizando tus cosas!

1. Anota cuáles son las tres tareas más importantes que tienes durante el día. Esto te ayudará a evitar el tan común “es que no sé por dónde empezar”, anótalas en orden de urgencia. Haz primero lo más urgente y así necesariamente.

2. Ten siempre una hoja que se llame “Cosas por hacer”, o como la llamo yo “To Do List”. A algunos les sirven las agendas, a otros el organizador de citas de Outlook, yo prefiero lo manual y mi lista me ayuda a tener en mente todos mis pendientes, con sus fechas límite y así disponer mi mente para lo que viene.

3. Haz una sola cosa a la vez. No seas de los que está haciendo tres trabajos al tiempo, o bien, haz una cosa y luego la otra, entiendo que a veces uno está haciendo varias cosas, pero cuando le dediques tiempo a una hazlo hasta que hayas completado tu meta, si son tareas parciales, termina el proceso y sigue con otra tarea diferente.

4. No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy. Simple y sencillo, no aplaces las cosas. Mañana pueden salir mil cosas y puedes terminar más atrasado.

5. Haz uso más frecuente de las palabras NO PUEDO. Es decir, si estás ocupado, estás ocupado, para llamadas, Messenger, cosas por el estilo. La concentración es la capacidad de enfocarse en un solo estímulo o tarea. Así que si tus amigos te invitan a un evento y tú necesitas entregar algo urgente, usa las palabras NO PUEDO.

6. Usa la papelera de reciclaje. En este punto quiero hablar de las cosas innecesarias que nos quitan tiempo y no son urgentes. Si tienes que entregar una propuesta a un cliente, y a la vez te das cuenta que necesitas organizar tu closet, y a la vez tienes que comprar crema de dientes, tienes que optar por lo urgente y despachar a la cola de la lista las cosas que pueden esperar. A esto lo llamo, enviarlas a la papelera de reciclaje.

7. Busca un lugar para todo, y pon todo en su lugar. Ubica las cosas en su lugar, los libros en la biblioteca, los CDs en su organizador, las películas lo mismo. Dedica un tiempo a organizar los objetos, para que no pierdas tiempo buscando las cosas, y para saber que cada sitio tiene su propósito y que allí encontrarás justo eso que estás buscando.

8. Simplifica, simplifica, simplifica. No te mates la cabeza haciendo las cosas más complicadas de lo que son. A menos que tengas mucho tiempo se práctico.

9. Despeja tu territorio una vez termines algo. Si tienes muchas cosas para hacer, y tienes tu escritorio lleno de papeles, libros, notas, cuadernos, revistas, cds, y todos son de asuntos diferentes. Entonces despeja tu territorio una vez que completes una tarea. Personalmente me pongo una meta y es “voy a dejar este lugar limpio”, así que hago una cosa y retiro mi tarea completa, y puedo ver cómo se despeja mi escritorio o mi lugar de trabajo.

10. Cambia: Sé flexible para saber que un cierto enfoque o método no está dando resultado y que quizá te ha hecho invertir más tiempo del que era necesario. Si estás perdido en un tema, busca ayuda, sal de tu casa y toma un poco de aire. Yo creo que hay algo errado si crees que haciendo lo mismo una y otra vez vas a obtener cosasdiferentes. Si sueles hacer las cosas de una sola manera siempre va a pasar lo mismo.

11. Divide los materiales pendientes en colores. Personalmente soy una persona visual, así que agrupando las cosas por colores, con marcadores, resaltadores y esferos hace que mi mente se organice. Por ejemplo, si veo algo rojo sé que es demasiado urgente. El verde me dice que debo contactar a esa persona, o que debo reactivar un contacto. El amarillo me dice que debo comprar algo.

12. Ten a mano una hoja de papel, un calendario y un tablero pequeño. He encontrado que la mejor manera de organizarme, organizar el trabajo es un buen calendario justo al frente mío, una hoja de papel que divido en cuatro secciones y un tablero acrílico pequeño. El papel que divido en cuatro secciones tiene mi lista de “cosas por hacer”, una parte contiene lo que debo comprar, otra es de asuntos interesantes que tengo en mente, o ideas que me llegan, otra parte contiene las citas que debo atender, o asuntos, o tareas, y la otra parte es para cosas que están en el panorama pero no son urgentes, cosas que se pueden mover o que son para días próximos. Y el tablero me sirve para recordar ideas muy prioritarias y esquematizar procesos concretos. Si no tienes tablero, puedes usar un marcador borrable y un vidrio de tu ventana.

13. Usa carpetas. Agrupa las cosas en carpetas diferentes y hazles rótulos. Hay personas que simplemente arrojan todos sus papeles, asuntos en una bolsa y ya, y luego dedican mucho tiempo a buscar entre todos los papeles donde está el que precisamente necesitan. Así que clasificar las cosas una sola a la vez te evita el problema de tener que buscarlas cuando tienes menos tiempo.

14. Delega. Si tienes la manera trabaja de forma inteligente dividiendo el trabajo, y haciendo que otros te ayuden en lo que tienes que hacer. Busca asesoría, usa tu círculo social para que te den visiones sobre ciertos temas y así enfocarte en lo que necesitas.

15. Piensa en que estás al control de tu propia vida: Si te gusta la tecnología, o si eres más básico, haz que de la manera que sea las maneras de organizarte TRABAJEN PARA TI. Tu eres el que está al control y el que sabe que el tiempo es el un recurso escaso y no renovable.

fuente:naxos

Esta entrada fue publicada en OCIO (Interesante) y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s